Falleció Dirigente Social De Cojedes Marcos Sánchez Esparragoza

Carlos Hernández.-

Aunque Marcos Sánchez fue un hombre estudioso, de gran formación universitaria, doctor en Ciencias Sociales, nunca alardeó de sus grados académicos, sino por el contrario fue un hombre de trato sencillo, conversador nato, cuidadoso analista y siempre presto a apoyar y generar ideas que contribuyeran a la unidad y al desarrollo de Cojedes.

Hoy, cuando supe de su partida física, sentí el dolor de la pérdida de un amigo que conocí a finales de los 70 e inicios de los 80, cuando iniciábamos estudios en la Universidad Central de Venezuela y para entonces, como la mayoría de los universitarios, abrigábamos ideas revolucionarias que -sin ser militantes partidistas- canalizamos a través del Movimiento al Socialismo (MAS), organización que dirigía el joven Marcos Sánchez Esparragoza, quien siempre tuvo un verbo fluido, una extraordinaria capacidad para la oratoria política y sin temor denunciaba con argumentos sólidos las desigualdades sociales que padecía la Venezuela y el Cojedes de aquellos años.

Marcos Sánchez fue una voz que recogía un sentimiento y un reclamo por una mayor justicia social y debido a eso y a su activa participación en el debate público, llegó a ser concejal por el MAS en el municipio San Carlos y posteriormente diputado a la (extinta) Asamblea Legislativa del Estado Cojedes.

Egresado de la Universidad de Carabobo, continuó estudios de postgrado en la UCV, Marcos Sánchez ejerció luego la docencia universitaria, conferencista, asesor empresarial, político, que mantuvo siempre un ideal por ver a un Cojedes Posible, como él le llamaba, donde el progreso fuese realmente integral, basado en la producción agrícola, pecuaria, agroindustrial. Fue un agricultor y criador entusiasta. Cañicultor. Pero además un gran lector. Columnista de prensa. Analista. Planificador. Todas esas cualidades las reunía Marcos, con quien se podía discutir ideas, las cuales aun cuando él no las compartiera, tenía la facultad de digerirlas, debatirlas, rechazarlas o asumirlas, pero siempre en el marco del respeto, de la sana discusión y sobre todo con un lenguaje de altura.

Venía de una familia de raíces sancarleñas, donde la dignidad es el valor fundamental e igualmente formó la suya bajo los mismos principios. En consecuencia su conducta pública fue coherente con la que aprendió en su hogar.

Marcos será referencia -en nuestra historia contemporánea- de un luchador social de impecable trayectoria, un político de ideas avanzadas y un incansable soñador que jamás abandonó la idea de ver a Cojedes en un nivel de crecimiento ordenado, encaminado hacia un desarrollo integral auténtico, basado en la producción y el trabajo, con el impulso de la inversión privada y un sector público eficiente, alejado de los vicios y la corrupción.

A Dios Todopoderoso encomendamos a nuestro amigo Marcos Sánchez y enviamos nuestra palabra de aliento a toda su familia, en nombre de la directiva y trabajadores de Las Noticias de Cojedes, diario del cual fue columnista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *