El Kennedy Center de Washington acoge el mayor festival cubano en EE.UU.

WASHINGTON.- El templo de las artes de Washington, el Kennedy Center, acoge a partir del martes el mayor festival cubano visto nunca en EE.UU, con más de 400 artistas y 50 eventos.

“No ha habido ningún festival cubano en el país de esta escala. Cubre todos los aspectos importantes de la cultura de la isla: música, danza, teatro, cine, moda, diseño, cocina; desde lo tradicional hasta lo contemporáneo”, explica a Efe Gilda Almeida, la directora de programación internacional del Kennedy Center.

En el cartel de “Artes de Cuba”, que tendrá lugar entre el 8 y el 20 de mayo, destacan la legendaria cantante Omara Portuondo, la orquesta Los Van Van, el artista de jazz afro-cubano Yosvany Terry, y la famosa bailarina Alicia Alonso con el Ballet Nacional de Cuba.

La compañía cubana celebrará además el 40 aniversario de su histórica primera gira en Estados Unidos, que comenzó precisamente en el Kennedy Center.

El festival también pone el foco en las artes visuales: Manuel Mendive creó dos obras para la ocasión, José Parlá presenta una instalación que combina escultura y pintura, el muralista Emilio Pérez aporta una experiencia de inmersión con elementos digitales y multimedia y el artista Esterio Segura exhibe su famosa escultura “Hybrid of a Chrysler”.

“Es una gran oportunidad de ver a través de muchas ventanas, aunque los espectadores vengan a ver una actuación en concreto, estarán expuestos a otras formas de arte”, señala Almeida.

Este gran festival cubano llega en un momento frío en las relaciones entre Washington y La Habana, debido al endurecimiento de la política hacia la isla del presidente Donald Trump tras el histórico deshielo iniciado en el Gobierno de Barack Obama.

“La presencia de los artistas cubanos en el Kennedy Center puede interpretarse como un gesto de buena voluntad del pueblo de Cuba al pueblo de los Estados Unidos. La cultura es un lenguaje de paz y de respeto mutuo. En Cuba amamos ambas cosas”, comenta a Efe el embajador cubano en Washington, José Ramón Cabañas Rodríguez.

“El intercambio cultural entre ambos países ha sido histórico y permanente, con independencia de las medidas que se han adoptado contra Cuba. Constantemente viajan artistas estadounidenses a presentaciones en Cuba y viceversa. Ambos pueblos conocen y aprecian la cultura del otro, se enriquecen y se complementan”, agrega.

Como ejemplos, recuerda que Cuba fue el país invitado del Festival de Jazz en Nueva Orleans en el 2017, en el que participaron 150 artistas de la isla, mientras que el pasado enero numerosas bandas estadounidenses actuaron en el Festival de Jazz de La Habana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *